“El Cuentacuentero”: veloz y fugaz.

Tener en la cara una sonrisa todos los días es muy importante, y más para un niño, que siempre quiere divertirse y aprender, por lo que en esta edición de la Felimaz 2015, volvió a hacerse presente el carismático animador infantil Pepe Veloz "El Cuentacuentero”, con un show para fomentar la cultura de la lectura y la imaginación de los pequeñines; presentó sus mejores canciones y cuentos para el deleite de su público, acompañado de su propio hijo, Emiliano.

     Su presentación fue aplazada en un principio, pues para los primeros minutos aún llegaban y se acomodaban los infantes en compañía de sus padres; para después dar paso a la primera canción, en la que se presenta el mismo cantautor, repitiendo muchas veces: “el cuentero ya llegó”. La interacción con los niños fue muy buena desde el principio, lo que dio paso al relato de su primer historia, la de los 5 hermanos –los dedos–, haciendo voces graciosas y ganándose a la multitud a carcajadas.

     El siguiente paso fue recordar una canción clásica, haciendo un juego colectivo con el público para que todos cantaran al son de “Palo, palo, palo, palo bonito, palo eh”. Se notaba el gran entusiasmo de los niños al cantar y equivocarse con el ritmo de Pepe Veloz. El show transcurrió por 35 minutos y parecía que El Cuentacuentero estaba por terminar, pero amagó a todos en su despedida para que le pidieran una historia más: una historia que les demostraría a los niños que no se necesita ser un superhéroe para lograr grandes cosas y vencer los miedos; El conejito del bosque.

     Ésta última fue una historia que mantuvo a todos los espectadores pegados a sus sillas, pues las divertidas voces de Pepe Veloz hacían que nadie quisiera irse aún. Todo terminó con un mensaje para los niños que era recibido con el asombro reflejado en sus caras, y era que el leer te hace más listo que los que son fuertes. Para despedir el espectáculo, Veloz volvió a cantar su canción predilecta, El cuentero ya se va, e invitó a todos los presentes a leer diario para ser como el conejito de la historia que venció sus miedos y alcanzo sus sueños.
     El evento transcurrió aproximadamente en una hora, lo que pareció un poco apresurado, pues sólo hubo espacio para tres canciones y dos historias pero, al final, el mensaje quedó plasmado ahí.

      Este show, en conclusión, es una emotiva presentación de valores y actividades colectivas para los menores en su crecimiento académico, su desarrollo social e innovador para su futuro, y está recomendado para todos los padres que tengan la mira en que sus hijos sean amantes de la lectura y vayan tomando el gusto desde pequeños; por lo que en la opinión de este servidor, el señor Pepe Veloz contribuye mucho, al dar la motivación a los niños con canciones apropiadas para esta edad. Haciéndolos sentir que al leer un libro viajan a mundos ocultos y maravillosos. Ahí donde su imaginación puede alcanzar lo que sea.

Por Alexis García

1 comentario:

  1. No cabe duda que es una noble y muy bonita profesión la del "cuenta cuentero". Dicen que si puedes captar la atención de un niño, puedes captar la atención de cualquiera.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante