Paisaje del alma de un artista joven.

Oscar Lorenzo Osuna Soto es oriundo de la ciudad de Mazatlán. Vive con sus padres y, en esta etapa de su vida, compagina sus estudios de la licenciatura en Ciencias  de la Comunicación con su vida laboral. Su familia la integran sus padres y tres hermanos. Solían ser cuatro hermanos, hasta el repentino fallecimiento de uno de ellos. Este suceso, que marcó profundamente a Oscar, le ha llevado a dedicarse a la pintura en sus tiempos libres. Sus obras ya han rendido frutos, habiendo recibido invitaciones a plasmar su obra en pequeños murales. Igualmente, sus mismos compañeros de carrera recurren a él para la elaboración de mantas para proyectos escolares.
El joven de 22 años cuenta que fue justo después de la muerte de su hermano cuando le nació la curiosidad artística. Antes de esto, el arte le había atraído con frecuencia pero, al sentir que no tenía mucho que expresar, terminaba no poniendo en práctica este interés. Todo vino a cambiar con esa devastadora tragedia. “Cuando mi hermano falleció caí en una fuerte depresión y me encerraba en mi cuarto. Al principio, solo dormía y dormía, pero un día empecé a dibujar su rostro. Así pasaron los días. Lo terminé, luego empecé a pintarlo. Ya que lo tenía terminado se lo mostré a mi mamá. Le gustó mucho”, comenta el joven artista.


Oscar comenta que los paisajes son sus preferidos, pero se ha dedicado a crear obras que sirvan como representación de los distintos estilos y épocas del arte. Actualmente, Oscar está por concluir la etapa más importante de su vida, sus estudios universitarios; sin embargo, rememorando, menciona que se siente contento porque al iniciar su carrera profesional se encontraba indeciso con el objeto de estudio. Al paso de los semestres, fue tomándole respeto al campo de la comunicación.

Oscar espera presentar en una galería sus trabajos de pintura en el futuro no tan lejano. Asimismo, expone su gran interés por viajar por el país para conocer los grandes trabajos de aquellos artistas que más influyen en su visión artística, el muralista mexicano Diego Rivera y la pintora Frida Kahlo.
Por David de la Rosa

1 comentario:

  1. Lamento lo de su hermano, a la vez, me parece increíble cómo hay ocasiones en las que la tragedia saca a relucir un lado que no conocíamos sobre nosotros mismos. Espero que en un futuro cercano sigamos escuchando de este joven y hacia dónde lo ha llevado su talento. Enhorabuena.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante