La arquitectura: Un arte escondido a simple vista en Mazatlán


Esta semana hablamos de arte. El tratar de definir el arte en sí, puede ser algo complicado, ya que tiene varios significados dependiendo del contexto en el que se aplique. Por ejemplo:  El arte se refiere a la forma de expresión creativa, o también se define como habilidad o destreza, o también se habla de arte a la metodología que se usa para llevar a cabo una actividad, que al final estas tres definiciones terminan entrelazándose para enriquecer su significado.
            Ahora, el arte se clasifica en diferentes categorías a las que llamaremos Bellas Artes, inicialmente fueron 6: Arquitectura, Escultura, Pintura, Música, Declamación y Danza, a las cuales también se les conoce como artes superiores.
            Con el tiempo, la cinematografía, la fotografía y la historieta pasaron a conformar la séptima, octava y novena forma de Bellas Artes. Pero para el propósito de este reportaje, nos enfocaremos en la arquitectura.
            Sin tanta palabrería, la arquitectura es el arte o ciencia de proyectar y construir edificios perdurables en el tiempo que cumplan una función y provoquen placer estético o admiración al espectador.
            ¿Y qué tiene que ver todo ésto con Mazatlán?
            Pues bueno, me parece que la definición de arquitectura señalada antes, puede verse reflejada en el puerto, específicamente en la parte conocida como Viejo Mazatlán que es donde se encuentra el mercado, la catedral, la plazuela república, la plazuela machado y el centro histórico, entre otros.
            A pesar de ser relativamente pequeño, Mazatlán es un puerto rico en historia, ya que en algún tiempo llegó a ser la capital del estado de Sinaloa (1859 a 1873) lo que le permitió convertirse en una ciudad cosmopolita al atraer personas de diferentes partes del mundo, ocasionando que las influencias arquitectónicas de dichos viajeros se manifestaran en las construcciones que tenemos ahora.

            Por mencionar algo de la arquitectura que se encuentra en Mazatlán, tenemos los siguientes lugares:
Teatro Ángela Peralta: Ubicado en la Plazuela Machado, este teatro, originalmente nombrado “Teatro Rubio”, tiene su construcción basada en planos traídos desde Europa e inspirados en teatros románticos decimonónicos, con salas en forma de herradura al estilo italiano lograron que se convirtiera en uno de los lugares más frecuentados por la alta sociedad mazatleca. 
            Pero con el paso del tiempo, fue decayendo hasta que fue clausurado en los sesenta. No fue sino hasta 1992 cuando el teatro fue restaurado y renombrado como “Teatro Ángela Peralta” o “El Ángela” para los locales. El teatro recibió su nuevo nombre en homenaje a una famosa soprano llamada Ángela Peralta quien desgraciadamente falleció días después de haber arrivado al puerto al contraer la fiebre amarilla en el barco en el que viajaba. “El Ángela” se ha vuelto en un lugar emblemático del puerto.
Mercado Pino Suárez: Recién el pasado 5 de mayo cumplió 116 años de su construcción, la cual fue llevada a cabo en 1899, donde el Gobernador del Estado de Sinaloa, Don Francisco Cañedo, asistió a la inauguración. Entonces se le conocía como “Mercado Manuel Romero Rubio”, pero no fue hasta un año después, en 1900, cuando los mazatlecos por fin tuvieron su mercado. Es un edificio construido en hierro y acero, basado en el estilo Art Nouveau y utilizando las mismas técnicas que 7 años antes se emplearon en la Construcción de la Torre Eiffel.
Catedral Basílica de la Inmaculada Concepción: Considerada la más hermosa del noroeste de México. Se ubica en pleno centro de la ciudad. Su construcción se inició en el año de 1875 y se terminó en 1899. La iglesia tiene una marcada influencia gótica, en el exterior ostenta dos esbeltas torres; en el interior tiene tres naves rematadas por sendos altares, el decorado es completamente barroco con tendencias exuberantes, por lo cual es un verdadero mosaico de estilos. No podemos dejar de elogiar su enorme candil central y los candiles colocados a lo largo de los pasillos laterales, adornados profundamente de finísimos cristales cortados franceses, instalados en el año de 1950.
            La joya de la catedral es su extraordinario órgano construido en Paris por el fabricante Arístides Cavallié-Coll (1811-1899), y se cree que fue el día 17 de mayo de 1899 cuando por primera vez fue tocado para deleite de la grey católica mazatleca.
Edificio de la mercería Alemana: Construido en el año de 1904 por encargo del Sr. Alberto García Granados en la calle Principal, hoy Belisario Domínguez. Este sobrio y elegante edificio de dos plantas fue propiedad de Heymann Sucesores cuyos socios principales eran los Alemanes Luis Volquardsen y Carlos y Alejandro Melchers.
Casa Municipal de las Artes: Este edificio se construyó en dos etapas, en la primera sólo contaba con una planta y en ella funcionó por muchos años una Hostería (1840) que curiosamente tenía por nombre Bank (banco), lo que se debía a que el dueño quizás de origen Inglés o Americano ostentaba este apellido.
            Posteriormente el edificio fue adquirido por Don Manuel Rubio quien le añadió otro piso en el año de 1873, para que ahí funcionara un hotel que llevara por nombre "Iturbide" que fue él más lujoso de esos tiempos.

            Este edificio también albergó en tiempos de la Revolución al famoso "Salón Roher", que abrió sus puertas en 1909 y fue escenario de frecuentes peleas y balaceras entre sus aguerridos comensales.
            Posteriormente fue sede del "Café de París" que llegó a ser el mejor restaurante de la ciudad en la época de "Los Fabulosos 20's"
            Hoy en día este emblemático edificio ha sido restaurado totalmente, para dedicarlo a la Casa Municipal de las Artes, Institución en la que estudiantes de todas las edades reciben clases de pintura, escultura, ballet, danza moderna, drama y música.
            Es así como estas joyas arquitectónicas se encuentran escondidas a simple vista en el bello puerto de Mazatlán. ¿Por qué escondidas a simple vista? Porque al pasearse por sus calles y visitar esos recintos poco nos podemos imaginar lo que esos edificios han presenciado a lo largo de los años.

            Y para finalizar, les dejo este vídeo realizado por el muy talentoso mazatleco Mahatma Millán, donde muestra algunos de los lugares mencionados aquí, esperando que lo disfruten.


2 comentarios:

  1. La catedral me parece las mas genial de todos, por dentro y por fuera!

    ResponderEliminar
  2. Muy bien explicado me gustó, Mazatlan tiene mucho que ofrecer y se ha dado a conocer cada vez más, atrayendo a los turistas que visitan el puerto que aún conserva su sabor provinciano y el calor de su gente! Muy buen artículo

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante